Crónica introspectiva – Say you’ll be there

Fotografía y texto: @conexionfetichez Estilismo y producción de moda: @afanadordesigner Asistencia de fotografía: @cordonez13 Maquillaje: @oskkaramaya Modelos: @andres.arango.315, @sebas.gutierrezm, @aivanguti, @jsebasmelomodel & @gerardrey30

_ Flaco tome coja este pedazo de limón, ahora empiece a chuparlo suave, eso muy bien, suavecito solo con los labios, eso súper, ahora rocelo con la lengua por los bordes, eso así _ Luz Mila me miraba y sonreía _ Despacio flaco por el borde del limón, aprietelo con los labios. Ahora cierre los ojos, siga haciendo esos movimientos y piense en alguien que le guste mucho, no sé alguién de aquí del barrio, ah o su amiga Marcela la del colegio._ La verdad por más intentos que hice no pensaba en nadie más que en Mauricio Luna Jaimes, Luz mila no lo sabía, mi crush en el colegio y el único capaz de robar mi pensamiento, en esta mi primera clase maestra de cómo besar bien.


_ Flaco, flaco, abra los ojos ya llegaron, hágale vamos a estrenar el CD que me compraron ayer, se va a morir cuando lo vea. Oiga y no se le olvide lo que le enseñé ok, hoy lo practicamos con Paula, ella me dijo que usted le gustaba._  Y así, me levanté y caminando justo debajo del cartel que decía “Bienvenidas Zorras”, las chicas eran del Rosario de Florida, pero le decía Zorrario, fue que me conecté por primera vez con una coreografía de labios y saliva. 

Señoras y señores, bienvenidos a la cuarta entrega de Conexión FetiCHEZ, soy Chez Rodríguez y es un placer volverles a narrar una de mis historias introspectivas. Hoy les traigo una canción del año 1996 viralizada por la banda icónica del pop británico The Spice Girls, Así que atentos a esta nueva Conexión FetiCHEZ.

_ Oiga Luz, su amigo el flaco de los andes ¿tiene novia?_ ¿Cuál flaco? _ Marica su amigo el alto, que vive al lado suyo, el que está en el grupo de danza _ Ah Chez. No parce, ese que va tener novia, si se ve a leguas que es más marica. ¿Hay no HP en serio, ve qué tan charro? Si Pauli, yo lo quiero es mi mejor amigo, pero bueno negar lo evidente es como difícil. ¡Hay No!, no puedo creerlo. Imagínate que al comienzo yo le caía re mal porque había un pelado de la cuadra que gustaba de mi, un tal Juan José y estoy segura que a Chez le encantaba y bueno, me odiaba en ese entonces, luego por la novia de mi hermano y el grupo de danza fue que nos hicimos amigos, pero cero las chicas, estoy segura, hasta los manes del seminario me lo confirman, siempre lo joden y se la montan mucho. _ Uish parce ¿porqué los manes son así y peor, porqué los manes lindos son gays?_ Pues lindo, lindo Pauli, no sé, tiene como mucho acné y es muy flaco. Que va Luz a mi me gusta, yo sé que el man puede cambiar, esta es confundido. Porque no me ayuda y organizamos algo en su casa, vas a ver que yo me lo levanto, eso debe ser que no ha probado con una chica. Pero Pauli y John Freddy, pues en el conjunto boba, con sus amigos. Jumm marica… después nos quejamos de la fama que tiene este colegio, ¿bien zorritas no? jummmm_  La curiosidad de Paula era contundente y no tenía límites, en su cabeza Chez funcionaba o, ¿acaso existía en su mente traviesa de Lolita, un pene que resistiera la desnudez femenina?

Mi mejor amiga lo tenía fríamente calculado. Sus padres se habían ido para el estadio, su hermano estaba en un paseo con la universidad, resultado: casa sola recocha de padre y señor mío. Sobre las 3 pm llegaron las chicas: Adriana “La Chata”, Catalina, Lorena, Helena, Becerra ( jumm no recuerdo como se llamaba, así le decían) y, por supuesto, Paula Colmenares, todas estaban confabuladas para sacar de la maricada al flaco CHEZ, no se daría por vencidas tan fácilmente. 


Debo confesarles que estaba muy rayado. Luz mila me había dicho previamente que Mabriano, el papasito de décimo grado del seminario, iba a venir y que había preguntado por mi, sin duda el anzuelo perfecto. ¡Pero nada que llegaba! así que en la cocina mientras abríamos la botella de Ron viejo de Caldas que había tomado prestada de casa, le pregunté: _ ¿Parce y Mabriano? Ahh pues no sé, él me dijo que venía, pero bueno no ha llegado. Fresco eso llega más tarde. Ok listo, bueno salud! Chicas, que aquí llegó el traguito._ La gritería empezó y Luz mila nos mostró su más preciada adquisición: el CD original de las Spice Girls. Wannabe era la primera canción y nos enloqueció.

Nos sentamos en la sala y empezamos a hablar de muchas cosas, planes a futuro, regaños de familia, aburrimiento escolar, matoneo y claro de la coreografía que queríamos montar con el track de las Spice, habíamos escogido Say You`ll Be there, yo evidentemente ya me sabía la coreografía que había copiado tal cual del video y se las iba a enseñar. Saben que siempre me gustó bailar, me aprendí casi todas las coreografías de los grupos y artistas del pop de mediados de los 90’s y comienzos del 2000, esta vez dejaríamos descrestado a nuestro público masculino del grupo de danza, los papasitos de Seminario Mayor Pio X de Floridablanca.

El ron con coca-cola y limón ya empezaba a causar efecto, yo a pesar de estar ensayando me sentía de un prendo agitado y libertino, la coreografía iba viento en popa y todas, sí, todas incluyéndome, nos sentíamos una Spice más, estábamos divirtiéndonos de lo lindo. Al rato me dieron ganas de orinar y entré al baño del primer piso. A los pocos segundos, alguien entró, sentí su presencia, volteé y era Paula. Me sorprendí y le exigí, con una sonrisa nerviosa, que saliera, que el baño estaba ocupado. Note que su mirada estaba en dirección a mi falo, así que insistí en que saliera, que me dejara sano. Traté de correrme pero ella seguía allí mirándome, aunque ahora a los ojos, con coquetería y una lasciva perversidad. Finalmente me “nalguío” y salió del baño. Igual ya había terminado, pero me senté en el baño y la confusión me atormentaba, realmente me sentía muy confundido, ¿qué putas? ¿Qué le pasaba a Paula?

Salí y regresé a la sala. Sin previo aviso toda la atmósfera había cambiado. Cada una de ellas, hasta Luz Mila, me miraban con la misma perversidad. Ya eran las 5 pm y mi esperanza de que llegara Mabriano se esfumó por completo. _ Bueno flaco, vas a sentarte en ésta silla y relajado parcero. Las chicas y yo decidimos que, una a una, vamos a sentarnos en tus piernas para que practiques lo que te enseñé hace un rato, vale _ Fui sentenciado y debía tomar una decisión. Salía corriendo y dejaba atrás la intervención heterosexual o me quedaba y exploraba un universo de hormonas y feminidad adolescente. Tomé la segunda opción y me senté, les pedí más limón, ron y un poco de sal, lo había decidido, sus besos serían como shocks de tequila, bueno en este caso de ron.

Saben siempre tuve favoritas entre las Spice, así que decidí bautizar a mis zorritas intrépidas: La “Chata” sería Baby Spice, Lorena Sporty Spice, Catalina, sin duda alguna Posh Spice, Helena Scary Spice y, por supuesto, Paula sería Ginger Spice mi preferida. Ya para entonces habíamos escuchado el CD completo y el track dos, Say you’ll be there, era nuestra canción favorita, empecemos entonces el perreo. 


Los primeros besos fueron pequeños pinchazos a mi sensibilidad e instintos. Pensaba que en vez de mojárseme la canoa, se me estaba era secando, pues no me desagradaban sus labios, por el contrario eran delicados y narcóticos. Al principio no cerraba los ojos, sin embargo Luzmila con señas me corrigió. Cada una comenzó a interpretar su papel a la perfección. La “chata” se peinó con las dos colitas, se sentó sobre mí y me brindó muchos picos suaves por toda la cara mientras se meneaba sobre mí torso y sobre mis piernas. Mel C la sporty fue ruda y como era porrista hizo un par de piruetas de elasticidad, agarrándome con fuerza me dirigió haciendo que me levantara de la silla la agarrara, mientras ella me abrazaba con sus piernas, fue entonces cuando me mordió el labio inferior jalandolo con erotismo ¿Qué tal la Lorena?. Después de las piruetas era evidente que necesitaba otro buen trago. Posh o mejor conocida como Victoria Beckham, fue representada por Catalina, fue sensual. Me besó el cuello, los lóbulos de las orejas, toda una experta en el oficio de besar. Agarró mis manos y las llevó directo a sus caderas, tenía un gran culo, siempre fue famosa por ello, ahí empecé a sentir que algo cambiaba o mejor crecía entre mis piernas ¡Vaya dilema!


Helena quien interpretaba a Scary o Mel B me advirtió que su beso sería alcohólico, que ella tomaría un trago de ron y que mientras nos besábamos me lo iría pasando, jummm bueno, semejante show  fue acompañado de un cague de risa brutal de todas. Ella era la que más me divertía. Me dijo que si quería podía tocarle las tetas. Lo hice y fue estupendo. La adrenalina me arropaba y seguro a ellas también. Fue un momento de éxtasis único.


Finalmente fue el turno de la tan esperada Paula Colmenares, mi atrevida Ginger Spice. El corazón para ese entonces me latía muy fuerte. Quizás me gustaba lo que estaba viviendo. Ella se sentó sobre mí y se quitó su blusa y brasier de inmediato. La gritería fue apoteósica y mi nerviosismo crecía. La observaba, que bella silueta. Dos pechos redondos en forma de pera con pezones rosas se exponían grávidos y suaves sobre su torso. Quería olerlos, besarlos, hundirme en aquella profunda feminidad juvenil. Paula comenzó a besarme y todo lo practicado fluyó. Labios y lenguas se entrelazaron en un torbellino de éxtasis y un suculento banquete de saliva alicorizada. ¡Una chimba! Señores, las Spice Girls aparecieron ante mí en carne y hueso y se convirtieron en mi banda sonora de la primera vez en que besé a una chica o bueno en este caso a varias chicas.

¿Saben algo? Aquí no termina esta narración. La calentura fue tanta, que ella insistió en que la acompañara al estudio, allí había un sofá cama, para estar más rela. Yo fui, Parolo y todo, todas lo notaron y emocionadas me hacían porras. Cuando estuvimos solos besándonos por un par de minutos no sé, algo se detuvo dentro de mi. los impulsos cesaron. Creo que la cálida y atractiva humedad de su cuerpo de lolita sedienta me bloqueó. Decidí parar. _ ¿Qué pasa flaco hice algo malo?_ Mi silencio otorgó tantas respuestas. Indignada salió del cuarto. Al poco tiempo llegó Luzmila y me abrazó. Me dijo que no pasaba nada, que todo iba a estar bien, que nada iba a cambiar entre nosotros. Por supuesto no volví a saber de Paula Colmenares y su reemplazo en la coreografía fue obvio Luz Mila, la gran amiga que nunca me desamparó.  

Y bueno, bueno. Antes que nada, quiero decirles a todas las seguidoras de Conexión FetiCHEZ, que aquellos besos femeninos fueron inolvidables y están grabados en mis memorias, en verdad se los digo. Hay ocasiones inclusive en que he besado hombres que me los recuerdan, pero jamás los igualan. Señoras y señoritas y señores, esta fue mi narración introspectiva de cuando escuché Say You’ll Be there y se convirtió en la música de fondo de mis besos con las rosaristas. Los primeros besos con las chicas, espero que se hayan divertido escuchando este episodio. 


Los espero la próxima semana con otro capítulo. No olviden visitar www.fetichez.com allí encontrarán esta historias y todas las demás con el audio del podcast y las fotografías que las acompañan. Canticuentos modernos señores. Además de una selección del Lente de Chez que está de lujo, fotografías inéditas de varias producciones de arte y moda. Así que, les sugiero que vayan y visiten http://www.fetichez.com y no siendo más, hasta una próxima Conexión Fetichez. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s