Lógica catarsis

Le eché un ojo a mi reloj y quince minutos pasaban de las tres, aconteció el nacer de mi destino. Siempre supe que visualizar futuros adornados y rimbombantes no harían más que plantar en mí, anclas pesadas y lodosas.

Fotografía: Chez Rodríguez @thechezphotography, Producción de moda: Natalia Rodríguez @lapumarlonas, Melina Stieb @melinastieb, Jenn Benítez @jenn_jb & Natalia Martínez @natismf. Modelos: Michi Bottin @michibottin & Juan Pedro Aguero @juanpedroaguero.

Empiezo a cuestionarme: ¿Debemos ajustarnos siempre a lo socialmente correcto? ¿Es justo aglutinarse en éstos presentes de corrompida similitud? No supe qué responder. Solo recordé lo que dicen del destino, siempre acorralando por rutinas villanas y ordinarias que no dan tregua. Asfixian. Oxidan. Fui a lavar mi cara y respirar en pausa.

Cuantos días de intriga pasé escuchando desde la ventana ese rastrero sonido de hojarascas muertas, una a una víctimas del implacable silencio y mordaz ausencia. Solo parábolas deambulaban mientras yo caminaba por calles y esquinas de bufonescas ensoñaciones.

Recuerdo que me observé en el espejo, arreglé mi alborotado pelo e inhalé bocanadas de aquel pantanoso y cálido vaho que con usual descaro se pega por toda la piel. No hice más que mirar, reflejado en el círculo, el destello de esa crítica mañosa de humano ir y venir.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s