Me sabe a fresa y cigarrillos

El aroma a las fogatas de incienso se acuartelan en aquella habitación oscura de la calle Guemes. Los pétalos de rosa la cubren por completo, vidriecillos en círculo se descuelgan del techo iluminando por doquier, máscaras perfectas de una osadía irrespetuosa.

Fotografía y producción de moda: Chez Rodríguez @thechezphotography. Maquillaje: María del Mar Quintero para @4everandevermakeup. Vestuario vintage de la colección personal de Catalina Roa @ccattuss. Modelo: Daniela Aguilar.

Adentrarse en el pensamiento de los hombres es su destreza, no cabe duda que Helena ha entregado su vida a la seducción de los otros. De nuevo, es un aroma lo que interrumpe en el viejo café desencadenando los más bajos instintos.

Huele a cigarrillo. Su locura es pasajera, en medio de un leve silencio Helena vuelve a ser la mujer taciturna pero inquieta. Ella conoce de antemano que pronto volverá a aquel mundillo colérico, ese que se envuelve en el placer de la palabra escandalosa.

Dos bellas piernas se entrecruzan por momentos, alineándose sutilmente con los riachuelos carmesí que se han dibujado en el asfalto de aquellos andenes. Más cuadrículas, más rejillas, más figuras bordan sus largas extremidades y la decoran con fina negrura sexual.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s