Say you’ll be there – Spice Girls

Conexión FetiCHEZ – Capítulo 5

_ Flaco tome coja este pedazo de limón, ahora empiece a chuparlo suave, eso muy bien, suavecito solo con los labios, eso súper, ahora rocelo con la lengua por los bordes, eso así _ Luz Mila me miraba y sonreía _ Despacio flaco por el borde del limón, aprietelo con los labios. Ahora cierre los ojos, siga haciendo esos movimientos y piense en alguien que le guste mucho, no sé alguién de aquí del barrio, ah o su amiga Marcela la del colegio._ La verdad por más intentos que hice no pensaba en nadie más que en Mauricio Luna Jaimes, Luz mila no lo sabía, mi crush en el colegio y el único capaz de robar mi pensamiento, en esta mi primera clase maestra de cómo besar bien.

Aparentemente todo era una moda. Una perfecta mascarada que había creado para validar mi rebeldía juvenil, para llamar la atención o para reclamarle a mamá la ausencia de un padre ¡Mentiras! Siempre lo supe, hervía dentro de mi. Mi naturaleza queer ha sido siempre poderosa, transgresora, cautivadora, envolvente y muy femenina. Luz Mila mi mejor amiga de entonces, junto a su grupo de amigas trataron en vano de cambiarla, no lo hacían porque les fastidiara, les presentara un obstáculo social o sintieran celos de Chez, lo hacían movidas quizas por el deseo de que el matoneo parara y la discriminación no fuera más “el pan diario” del adolescente. Pero aquel bailarín e histriónico personaje había nacido con un destello multicolor que no se desvanecería jamás.

Los primeros besos fueron pequeños pinchazos a mi sensibilidad e instintos. Pensaba que en vez de mojárseme la canoa, se me estaba era secando, pues no me desagradaban sus labios, por el contrario eran delicados y narcóticos. Al principio no cerraba los ojos, sin embargo Luzmila con señas me corrigió. Cada una comenzó a interpretar su papel a la perfección. La “chata” se peinó con las dos colitas, se sentó sobre mí y me brindó muchos picos suaves por toda la cara mientras se meneaba sobre mí torso y sobre mis piernas. Mel C la sporty fue ruda y como era porrista hizo un par de piruetas de elasticidad, agarrándome con fuerza me dirigió haciendo que me levantara de la silla la agarrara, mientras ella me abrazaba con sus piernas, fue entonces cuando me mordió el labio inferior jalandolo con erotismo ¿Qué tal la Lorena?. Después de las piruetas era evidente que necesitaba otro buen trago. Posh o mejor conocida como Victoria Beckam, fue representada por Catalina, fue sensual. Me besó el cuello, los lóbulos de las orejas, toda una experta en el oficio de besar. Agarró mis manos y las llevó directo a sus caderas, tenía un gran culo, siempre fue famosa por ello, ahí empecé a sentir que algo cambiaba o mejor crecía entre mis piernas ¡Vaya dilema!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s